Selecciona tu idioma / Buscar

Complejo Respiratorio Porcino (CRP)

10 julio, 2020

 


M.V.Z. José Ruiz Arredondo.
Gerente técnico. QUIMICA FARVET S.A DE C.V.
La Piedad, Mich., México


  IMPACTO ECONÓMICO

 

La industria porcina, ha sido afectada considerablemente con pérdidas económicas, ocasionadas por las enfermedades respiratorias principalmente involucradas en el Complejo Respiratorio Porcino, provocando alta morbilidad y mortalidad en varias etapas productivas del cerdo, especialmente en aquellas de desarrollo y engorda, con mayor incidencia entre las 12 a 20 semanas de edad (Espinoza I y cols. 2008, I Bochev 2007), pero recientemente también se han incluido en este complejo a cerdos de destete (MVZ. Alberto Stephano Stephano).

 

Las pérdidas económicas se ven reflejadas en la deficiente ganancia de peso, mala conversión alimenticia, aumento en el número de días en que los cerdos llegan a sacrificio, excesivo gasto por medicamentos y altos decomisos en matadero.

 

El CRP clínicamente se caracteriza por alteraciones respiratorias, retraso en el crecimiento, incremento del índice de conversión, anorexia, letargia, fiebre e incremento de la mortalidad en cerdos de transición y/o engorde (Eric Marco, 2008, Extracto).

 

  FACTORES DESENCADENANTES Y PREDISPONENTES

 

En el CRP están involucrados una serie de factores que desencadenan el problema, éste puede ser causado por varios agentes infecciosos virales y bacterianos que actúan en forma sinérgica, así como factores predisponentes como es el estado inmunitario, edad, genética, manejo, altos niveles de stress, mezcla de animales de distintos orígenes, densidad, alimentación, etc.

 

Entre los factores medioambientales, debemos señalar las concentraciones de amoniaco, ventilación y volumen del aire, temperatura y condiciones de las instalaciones (Estrada, 2003).

 

  AGENTES INFECCIOSOS Y ENFERMEDADES BACTERIANAS DE IMPORTANCIA DEL CRP

 

Existen agentes infecciosos identificados como etiologías primarias, que brindan la oportunidad a patógenos secundarios para colonizar y desarrollar una enfermedad en el huésped. La mayor parte de los problemas que causan las bacterias en las explotaciones porcinas es cuando existe una interacción entre las mismas que produce una diversidad de síntomas que al asociarse entre sí perjudica enormemente el organismo animal (MV. Mg. Art. David Castillo Gutiérrez, 2011).

 

Los agentes infecciosos más frecuentemente involucrados en el complejo respiratorio del cerdo son Virales, Bacterianos y Micoplasmas. Entre los agentes virales están: el virus causante del Síndrome Respiratorio y Reproductivo del cerdo (PRRSV), el virus de la Influenza porcina (SIV), el virus de la Enfermedad de Aujeszky (ADV), y el Circovirus Porcino tipo II (PCV2). Mientras que entre los agentes bacterianos causantes de enfermedad respiratoria el Mycoplasma hyopneumoniae constituye el microorganismo más frecuentemente asociado a neumonía crónica en los porcinos, seguido de Actinobacillus pleuropneumoniae y Pasteurella multocida (Jordan y col, 2006), Bordetella bronchiséptica, Streptococcus suis y Haemophilus parasuis.

 

  ENFERMEDADES BACTERIANAS DE RELEVANCIA

 

Mycoplasma hyopneumoniae es un patógeno respiratorio primario que además juega un papel importante como desencadenante y/o potenciador de problemas respiratorios de gran relevancia económica (Strait et al., 2012). La infección por M. hyopneumoniae potencia la severidad de la infección por el virus del Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino (SRRP) (Thacker y col, 1999; Thanawongnuwech R.). Este efecto inmunosupresor local producido por M. hyopneumoniae debe también influir negativamente en la severidad del Complejo respiratorio porcino cuando otros agentes infecciosos aparecen involucrados simultáneamente tales como Actinobacillus pleuropneumoniae, Bordetella bronchiseptica, Haemophilus parasuis, Arcanobacterium piogenes, Streptococcus suis, etc., (Andreasen y col, 2000; Morrison y col, 1985; Regula y col, 2000; Wallgren y col, 1993).

 

El App por Actinobacillus pleuropneumoniae puede afectar a los cerdos desde el destete hasta el matadero pero generalmente la edad con mayor manifestaciones 8 a 16 semanas. El período de incubación es variable, mas se habla que puede ser muy corto, aproximadamente 12 horas. A. pleuropneumoniae puede ser considerado como un patógeno primario para el cerdo, sin embargo en la actualidad, forma parte del llamado Complejo respiratorio porcino, donde puede tener una participación secundaria. Los signos clínicos dependen de la forma como se manifieste la enfermedad y los factores predisponentes. La enfermedad se presenta en la forma hiperaguda, aguda, subaguda y crónica.

 

Haemophilus parasuis (HPS), este agente forma parte del Complejo Respiratorio Porcino (Nedbalcova et al., 2006). La enfermedad de Glässer constituye hoy en día uno de los problemas más graves de las explotaciones porcinas, sobre todo, de lechones entre cinco a ocho semanas; sin embargo, animales de cualquier edad pueden verse afectados, aun en granjas con altos estándares sanitarios y sin la habitual concurrencia de situaciones de estrés (Ferri et al., 2000), continúa asociado con elevada importancia y elevada mortalidad en las explotaciones de alta sanidad. Muchos sistemas experimentan una elevada mortalidad asociada al HPS y con dificultades para controlar el problema.

 

En la mayoría de estas situaciones la respuesta convencional al tratamiento es pobre, sobre todo cuando el proceso está muy avanzado. Los tratamientos antibióticos también tienen un límite, sobre todo por la dificultad de establecer el momento exacto de la infección y alcanzar las concentraciones correctas de antibióticos en las zonas (mucosas) donde el organismo coloniza inicialmente. La vacunación también da resultados variables debido a la cantidad de serotipos que tiene el organismo y el corto plazo de tiempo para lograr una buena respuesta inmunitaria antes de la aparición de la infección (Eric Marco, 2008, Extracto).

 

  MEDIDAS DE MANEJO, PREVENCIÓN, TRATAMIENTO Y CONTROL DEL CRP

 

El CRP puede prevenirse y controlarse, por medio de un manejo eficaz, principalmente si las medidas de bioseguridad son las adecuadas, la bioseguridad es básica y necesaria, además es indispensable contar con un status sanitario por medio de la utilización de biológicos específicos en relación a las enfermedades respiratorias del CRP predominantes y/o involucradas en ese momento de cada explotación porcina.

 

Con el fin de reducir el impacto de gérmenes patógenos, se recomienda el uso de medicamentos para prevenir y tratar el CRP.

 

Como medida preventiva, se indica la medicación en el alimento, para disminuir la presencia de bacterias secundarias u oportunistas.

 

Debido a que los animales cuando cursan ya por un proceso infeccioso, el consumo de alimento disminuye considerablemente, lo cual resulta indispensable el uso de medicamentos en el agua y por vía parenteral.

 

De manera oportuna, antes de efectuar las estrategias de tratamiento es indispensable contar con un diagnóstico preciso, identificar el agente causal y hacer uso de un antibiograma para elegir el antibiótico más eficaz y/o especifico.

 

QUIMICA FARVET, cuenta con una amplia gama de medicamentos solos y combinados con potentes antiinflamatorios, analgésicos y expectorantes, para una adecuada terapia, de acuerdo a los diversos problemas bacterianos que ocasionan las enfermedades respiratorias del CRP, mismos que se recomiendan a continuación.

 

PROBLEMA INFECCIOSO PREMEZCLAS SOLUCIONES ORALES INYECTABLES
Micoplasmas DOXIBROL 50% PREMIX OXI 200 CLINDAMAX ORAL CLINDAMAX, TYLOMAX, TYLOVET 200, FARVETRYL MAX, OXI-200 L.A.
Pleuroneumonía contagiosa porcina HEMOFLOR PREMIX 2%
HEMOFLOR PREMIX 4%
HEMOFLOR ORAL HEMOFLOR PLUS
HEMOFLOR HG
Enfermedad de Glässer y Meningitis Estreptocócica AMOXIFEED 20%
Amoxicilina recubierta
AMOXIFAR L.A., OLEOVET ENZIMÁTICO, HAXCEL MBD, HAXCEL L.A. SUPRIM

 
BanDoxibrol - CRP

 

  BIBLIOGRAFÍA

 

· STRAIT E. 2012, Update on immunology vaccinology and diagnostic treds for swine mycoplasmas. American Association of Swine Veterinarians, Denver, Colorado. Pp 453

· MVZ. Alberto Stephano Stephano; «Complejo Respiratorio Porcino» Control Estratégico en Granjas con Sistema de Producción en Sitios Múltiples.

· Espinosa, Ivette y Martínez, Siomara; Pasteurella multocida, Bordetella brochiseptica y Streptococcus suis, en El Complejo Respiratorio Porcino. Rev Salud animal (online). 2008, vol. 30. (Citado 2012-06-11) pp. 137-145.

· Syndrome-virus induced pneumonia. J. Clin Microbiol, 37: 620-627.

· erri EFR, Gutiérrez CB, de la Puente VA, García del Blanco N, Navas J, Paniagua C, del Río ML, et al. 2000. Meningitis bacterianas del cerdo: Enfermedad de Glässer, 59: 43-60.

· MV. Mg. Art. David Castillo Gutiérrez, Articulo técnico, Engormix: Enfermedades cerdos; Estrategias antibióticas para el control de Enfermedades bacterianas respiratorias y entéricas más comunes en granjas porcinas, 21/06/2011.

· Thacker EL; Halbur, P; Ross, F; Thanawongnuwech, R; y Thacker, B; 1999. (c).

· Mycoplasma hyopneumoniae potentiation of porcine reproductive and respiratory.