Selecciona tu idioma / Buscar

Síndrome Respiratorio Bovino (SRB)

11 enero, 2021

 


M.V.Z. José Ruiz Arredondo.
Coordinador técnico. QUIMICA FARVET S.A. DE C.V.
La Piedad, Mich., México
 
M.V.Z. José Guerrero Chávez.
Responsable técnico. QUIMICA FARVET S.A. DE C.V.
La Piedad, Mich., México


Las Enfermedades Respiratorias de Bovinos (ERB), o mejor conocida como Síndrome respiratorio bovino (SRB) son un conjunto de enfermedades respiratorias, dicho problema es producido por una serie de factores como ambiente inadecuado, instalaciones, alimentación deficiente, mal manejo, estrés y diversos agentes patógenos como virus, bacterias, Mycoplasmas, parásitos y hongos, estos producen afecciones en vías respiratorias bajas, refiriéndonos a los pulmones causando neumonía, o a las vías respiratorias altas provocando rinitis, traqueítis, bronquitis, etc.

 

  En México

 

México cuenta con un total de 31,948,274 cabezas de ganado bovino en toda la república con diferentes edades, de las cuales 14,500,721‬ (45%) son menores de dos años, este dato resulta relevante ya que el Síndrome Respiratorio Bovino suele presentarse, ya sea por condiciones de manejo, estrés, entre otros factores. (Cifras del INEGI)

 

  Las pérdidas

 

Se calcula que aproximadamente el 25% de los terneros experimentan al menos un episodio de enfermedad respiratoria durante el primer año de vida, con tasas que van de 14 a 38%; estas incidencias resultan mayores en terneros que en terneras, tanto en las etapas previas al destete como en los períodos de engorde. El costo de tratamiento llega a representar un 8% del total de los costos de producción, evidenciando un alto impacto económico negativo. Aunque el mayor impacto es la mortalidad, las pérdidas subclínicas generadas por la ERB son dignas de tener en cuenta, dada la diferencia entre las ganancias de peso diario de animales enfermos versus sanos. (de Yaniz, M. 2015)
En México, los estudios realizados han revelado en rastros, cifras del 8.7 % para becerros Holstein. (Blanco, F., et, al).

 

En explotaciones de bovinos lecheros, se ha encontrado, que en los animales de desecho existe, la presencia de neumonías fluctuando del 13 al 31 % entre 1976 y 1983. (Confer, A.,R.. AND d, Mosier)

 

  La Causa

 

No se le ha atribuido una causa específica, al Síndrome respiratorio bovino (SRB) debido a que este síndrome se caracteriza por la combinación de diferentes agentes infecciosos, compromiso de las defensas del anfitrión, factores predisponentes de la especie y factores de riesgo.

 

Entre uno de los factores predisponentes son las estructuras anatómicas del bovino, por lo cual son tan susceptibles a problemas respiratorios, poseen un 40% menos capacidad pulmonar que otras especies en relación a su masa corporal, ángulo traqueobronquial recto que ocasiona en este punto la acumulación de las secreciones, poseen un mayor porcentaje de sistema de ductos bronquiales, pleura poco distensible y menor número de macrófagos alveolares.

 

Las bacterias relacionadas con mayor frecuencia con las lesiones neumónicas forman parte de la flora residente normal de la nasofaringe de las vacas, por esta razón juega un papel importante en la fisiopatología de la enfermedad, la inmunosupresión provocada por una infección viral previa o la exposición a factores de riesgo. (Vallejo, D. 2016)

 

La neumonía es una enfermedad producida principalmente por especies de Pasteurella y /o Histophilus, que afecta principalmente, a animales jóvenes en crecimiento de los 6 meses a los 2 años de edad, pero puede afectar animales de todas las edades. (bedatou y asociados)

 

Si bien son numerosos los agentes etiológicos los principales causantes de las infecciones respiratorias, los de origen viral son (BVD) Diarrea viral bovina, Parainfluenza-3, (RBI) Rinotraqueitis Infecciosa Bovina, (BRSV) Virus Respiratorio sincitial, cuando es dañada la barrera mucociliar, entran en acción las bacterias, convirtiéndose en las responsables principales de la morbilidad y mortalidad del SRB, entre las infecciones nemónicas más comunes son causadas por bacterias son Mannheimia haemolytica (Tipo A 1 y su leucotoxina) responsable de la Pasteurellosis neumónica o fiebre de embarque, Pasteurella multocida, Histophilus somni (Haemophilus somnus), Klebsiella pneumoniae, Salmonella Dublin, Actinomyces pyogenes, así como infecciones respiratorias por Mycoplasma bovis, así como problema neumónico parasitario causado por el nematodo Dictyocaulus viviparous, o fúngico causado por Aspergillus spp.

 

Dichos agentes virales actúan como predisponentes a enfermedades bacterianas por dos vías; la primera es dañando directamente el parénquima pulmonar permitiendo el establecimiento de bacterias y la segunda vía; es afectando el funcionamiento adecuado del sistema inmune, por lo cual las bacterias actúan como oportunistas. (Ramírez, C. 2016)

 

Las condiciones ambientales regidas por cambios climáticos bruscos, hacinamiento, falta de ventilación e higiene, transportación prolongada, destete, cambios bruscos de alimentación, castración, descorne, mezcla de animales de diferente edad, son generadores de estrés, el cual, a su vez, compromete al sistema inmune, disminuyendo la respuesta de los mecanismos de defensa. (Colqui, R. 2017)

 

  Signos clínicos

 

La sintomatología clásica cursa con fiebre > 40°C, taquipnea, tos seca, mal estado general, depresión, falta de apetito, lomo encorvado por dolores al respirar, y en casos complicados neumonía o bronconeumonía con hepatización. (Colqui, R. 2017)

 

Entre otros signos presentan, pelo erizado, ijares hundidos (Figura 1), Decaimiento (Figura 2), Aislamiento, Epífora; lagrimeo seroso (Figura 3), Conjuntivitis y edema (Figura 4), Rinorrea; Secreción nasal serosa (Figura 5) a mucopurulenta (Figura 6), Babeo, Polípnea, Disnea. Soplo bronquial, Estertores silbantes y crepitantes, Postura ortopneica para facilitar la respiración (Figura 7); cuello extendido, Cabeza y Orejas caídas (Figura 8), debilidad caracterizada por arrastre de patas, Diarrea, Muerte en casos severos.

 

Figuras SRB

  Patogenia del SRB

 

Los mecanismos de la ERB o SRB podrían resumirse de la siguiente manera: los factores de estrés (transporte + hacinamiento + alimentación + clima) afectan las defensas naturales del bovino impidiendo la capacidad de “barrido” que posee la mucosa de las vías respiratorias que le permiten eliminar las partículas extrañas. Además se ven afectadas células específicas se encargan de destruir microorganismos y otras partículas nocivas. Las alteraciones en ésta primera línea de defensa permiten la acción de inicial de los virus respiratorios que abren el camino a la invasión posterior de las bacterias patógenas que causan neumonía. (A. Odeón, 2015)

 

  Diagnóstico

 

Para efectuar un diagnóstico más preciso es indispensable la experiencia y destrezas como es la inspección, palpación, olfacción, auscultación y percusión.

 

El diagnóstico de la infección se basa en la signología clínica, exámenes post-mortem y los resultados de Laboratorio. En los exámenes post-mortem, las principales lesiones encontradas a nivel pulmonar, son el edema y el enfisema. Por lo general los animales mueren por asfixia o anoxia, debido al cuadro de insuficiencia respiratoria severa, observándose congestión y cianosis de las membranas mucosas, petequias en el endocardio, pericardio, pulmones y mucosa respiratoria. (Rivadeneira, J. 2012)

 

  Medidas de control

 

Algunas medidas de manejo para el control son las siguientes:
1. No reunir animales de diferente estado u origen, ni tampoco hacinarlos si no se conoce la historia del ternero y/o su madre (vacunaciones, etc.)
2. Rápida detección del enfermo, esto se logra con 2 observaciones diarias.
3. Aislamiento de terneros enfermos.
4. En casos graves separar en dos lotes: a) sanos b) enfermos y/o con posibilidades de estar en incubación.
5. Detección de quienes pueden estar actuando como transmisores de los agentes infecciosos (bacterianos y virales). (García, M. 2016)

 

  Tratamiento

 

La mejor terapia para el SRB es la sintomática en donde se emplean normalmente mucolíticos o expectorantes para beneficiar la eliminación de secreciones; También se utilizan antibióticos contra la infección bacteriana y es el mejor método terapéutico. Entre los antibióticos más eficientes para infecciones bacterianas en terneras se tiene: β-lactámicos (Ampicilina y cefalosporina de 3ra y 4ta generación); Aminoglucósidos (Gentamicina, espectinomicina); Tetraciclinas (Oxitetraciclina y doxiciclina); Macrólidos (Tilmicosina); Anfenicoles (Florfenicol); Fluoroquinolonas (Marbofloxacina, Danofloxacina y Enrofloxacina). Los antibióticos más recomendados para el CRB son las fluoroquinolonas y florfenicol, que presenta menos toxicidad y alcanza concentraciones eficaces a nivel respiratorio. (T. Rios, 2017)

 

La elección del producto a emplear debe ser tomada con base en un antibiograma el cual el laboratorio puede realizar mediante un cultivo en agar.

 

El SRB puede prevenirse y controlarse, por medio de un manejo eficaz. Como medida preventiva, se indica la medicación en el alimento, para disminuir la presencia de bacterias secundarias u oportunistas. Debido a que los animales cuando cursan ya por un proceso infeccioso, el consumo de alimento disminuye considerablemente, lo cual resulta indispensable el uso de medicamentos en el agua y por vía parenteral.

 

QUIMICA FARVET, cuenta con una amplia gama de medicamentos solos y combinados con potentes antiinflamatorios, analgésicos y expectorantes, para una adecuada terapia, de acuerdo a los diversos problemas bacterianos que ocasionan las enfermedades respiratorias del SRB, mismos que se recomiendan a continuación en el cuadro no.1:

 

Cuadro no.1:

 

Cuadro 1 (srb)
 

  Referencias

 

• Blanco, F., et al., Serotipos de Pasteurella multocida y Pasteurella haemolytica, aislados a partir de pulmones con lesiones inflamados en ovinos y caprinos. Veterinaria Mecico. 1993. 24 (2) : p. 107 112.
• Confer. A..R. Panciera, and D. Mosier, Bovine pneumoniae pasteurellosis: inmunity to Pasteurrella haemolytica Journal of the American Veterinary Medical Association, 1988, 193(10): p. 1308-1316.
• www.bedatouyasociados.com.ar/profesionales/patologias-y-casos/complejo-respiratorio-bovino_a107
• Colqui, R. (2017) Taller de Prácticas profesionales Complejo respiratorio bovino.
• De Yaniz, M. G. (2016). Aspectos fármaco-epidemiológicos de la enfermedad respiratoria bovina bacteriana en feedlots. Una problemática a resolver. Revista veterinaria.
• García, M. E. (2017). Revisión bibliográfica de Neumonía Bovina y descripción de un caso clínico confirmado.
• Ramírez Hernández, C. (2015). Lesiones macroscópicas y microscópicas en pulmones de bovinos engordados en corral que ameritan decomiso en rastro (Universidad Autónoma de Nuevo León).
• Ríos Zambrano, T. E. (2017). Utilización de tulatromicina más ceftiofur para la prevención del complejo respiratorio bovino en terneras Universidad de Guayaquil.
• Rivadeneira, J. (2012). Complejo respiratorio bovino. Universidad de cuenca facultad de ciencias agropecuarias escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia.
• Vallejo Timarán, D. A. (2016). Histopathological determination of pneumonic patterns of the bovine respiratory complex in the city of Pasto, Colombia. CES Medicina Veterinaria y Zootecnia
• Anselmo C. Odeón (2015). Enfermedad respiratoria bovina ¿qué es posible hacer para su control? INTA.

 

SRB Productos - Banner 150p

Posted in Sin categoría